21.7.10

Contigo en la cama


Hoy es un día lluvioso de esos, que es mejor pasársela en cama con una taza de chocolate caliente, o visitando a Morfeo. Pero preferiría pasarme la tarde mirándote a los ojos, dándote besitos en espiral, uno en tu clavícula y otro en tu región lumbar.

Acompáñame y acuéstate conmigo en la cama, como antes, uno frente al otro, tan solo mirándonos fijamente a los ojos, y yo, perdiéndome como siempre en tus pupilas. ¿Sabes por qué aun creo que hay algo? Porque a pesar de que a veces duramos meses sin vernos, cada vez que estamos juntos nuestra risa nos contagia, porque quiero que no dejes de necesitarme, porque respiro mejor tras tu espalda, porque con un simple gesto haces una declaración de sentimientos intensos.

¿Sabes por qué después de tanto tiempo sigo insistiendo? Por todos y cada uno de los segundos que soy capaz de recordar: las caricias por la espalda, la respiración en el oído, el corazón en el ombligo, la boca en la piel.

¿Nos queremos? Sí, estoy segura, y aunque sea mentira podríamos pasarnos años huyendo de la verdad. Deja que yo apague la luz, y tú deja de mirar el reloj.

20.7.10

Con tantas ganas como miedo


Con ganas de Abrazarte, darte un beso en tu oreja izquierda y aturdirte. Rellenar tu estomago de carcajadas. Llenarme de mariposas los intestinos. Plantarme en tu aurícula derecha y seducir a la aorta. Tengo ganas de ver una sonrisa, de esas que él se sabe inventar.

Ya sé de sobra lo que es sufrir ilusiones, sueños, promesas rotas, mentiras. He sabido sonreír y fingir que todo está bien para no dar explicaciones y ser una y otra vez, víctima de mis propios sentimientos.

Pero por más que intento no sé cómo no enamorarme, cómo no ilusionarme, cómo evitar sentir las piernas flojas, las manos húmedas y el estomago vuelto un ocho, ni sé quitarle el brillo a mis pupilas al tenerle en frente.

Tengo miedo. Espero que esta vez valga la pena arriesgarse. No pido un amor sin fecha de vencimiento, simplemente quiero un amor que dure más de tres meses, quiero que seas por lo menos mi próximo verano, mientras tanto, me conformo con tu sonrisa, tu mirada y tu boca. Si voy a estar contigo, porque te quiero (Es una advertencia).

14.6.10

Adiós


Porque tu estúpido orgullo te ha hecho creerte un ser superior;

Porque prefiero dormir de pie que soñar contigo;

Porque no sirve de nada tener un extraño en mi cama y gastarnos la vida haciendo el amor, sin amor;

Porque después del orgasmo, de mi parte vació y sin sabor, no queda nada;

Porque de nada vale aferrarnos a esta historia que murió sin darnos cuenta.


19.4.10

Pretérito imperfecto


Primer amor: los imposibles, los platónicos, los prohibidos. Leí hace poco una frase que decía que “No se vive más amor que el primero: a partir de ahí, todos comienzan a amontonarse”. Y tu querido, fuiste mi primer amor. El que nunca se olvida, el más puro, dulce e inocente. De esos que se viven solo en las películas románticas, que no duran más de dos horas.

Cuando digo “Primer amor”, no me refiero necesariamente al primero que se vivió, sino aquellos amores que marcaron tu vida y traspasaron tu alma. Después de ese, los demás son solo variaciones del primero, nunca tan intenso, nunca tan inocente, nunca tan real. Pero después de todo, solo otro pretérito imperfecto.

6.3.10

El derecho al delirio

Una invitación al vuelo

Aunque no podemos adivinar el tiempo que será, sí que tenemos, al menos, el derecho de imaginar el que queremos que sea. Las Naciones Unidas han proclamado extensas listas de derechos humanos; pero la inmensa mayoría de la humanidad no tiene más que el derecho de ver, oír y callar.¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado derecho de soñar? ¿Qué tal si deliramos, por un ratito? Al fin del milenio,vamos a clavar los ojos más allá de la infamia, para adivinar otro mundo posible:

1. El aire estará limpio de todo veneno que no venga de los miedos humanos y de las humanas pasiones;

2. La gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por la computadora, ni será comprada por el supermercado, ni será mirada por el televisor;

3. El televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia.

4. La gente trabajará para vivir, en lugar de vivir para trabajar;

5. Se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez, que cometen quienes viven por tener o por ganar, en vez de vivir por vivir no más, como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega;

6. En ningún país irán presos los muchachos que se nieguen a cumplir el servicio militar, sino los que quieran cumplirlo;

7. Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas;

8. Los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas;

9. Los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos;

10. Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas;

11. Nadie será considerado héroe ni tonto por hacer lo que cree justo en lugar de hacer lo que más le conviene;

12. El mundo ya no estará en guerra contra los pobres, sino contra la pobreza, y la industria militar no tendrá más remedio que declararse en quiebra;

13. La comida no será una mercancía, ni la comunicación un negocio, porque la comida y la comunicación son derechos humanos;

14. Nadie morirá de hambre, porque nadie morirá de indigestión;

15. Los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura, porque no habrá niños de la calle;

16. Los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero, porque no habrá niños ricos;

17. La educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla; y la policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla;

18. La justicia y la libertad, hermanas siamesas condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda;

19. En Argentina, las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental, porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria;

20. Serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma;

21. Los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados, porque ellos son los que se desesperaron de tanto esperar y los que se perdieron de tanto buscar;

22. Seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de justicia y voluntad de belleza, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido cuando hayan vivido, sin que importen ni un poquito las fronteras del mapa o del tiempo;

23. La perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses; pero en este mundo chambón y jodido, cada noche será vivida como si fuera la última y cada día como si fuera el primero.

Eduardo Galeano

23.1.10

Desnuda bajo la lluvia


No sé si se los he comentado, pero ¡Me encanta la lluvia!
Creo que en ella se esconde una pizca de ternura.
Me gusta ver como mi barrio se co­lap­sa por cua­tro gotas.
Me gusta ca­mi­nar bajo la llu­via sin pa­ra­guas.
Me gus­tan ver las fundas de plás­ti­co que usan doñas para cu­brir sus ca­be­zas. (Tambien las he usado Hahaha)
Me gusta el olor a tie­rra mo­ja­da que inun­da el am­bien­te.
Me gusta la música rítmica que emiten sus gotas...
Me gusta que el aire se quede lim­pio, que se sienta diferente y se pue­dan re­des­cu­brir nuevos colores y formas.
Me gusta pen­sar en besos bajo la llu­via…
Me gusta cuando caen gotas en mis manos y se van quedando ahí hasta hacer un pequeño charquito en ellas.
Me gusta sen­tir las gotas de agua ca­yen­do por mi fren­te y mi cue­llo y sentir los toquecitos fríos en la cara, cayendo en mis párpados, borrando toda visión, todo presente dictado.
Sueño con recorrer la cortina de lluvia con mis brazos, y brincar de charco en charco hasta mojarme toda;
Me gusta jugar a que soy real, me gusta jugar a que soy yo la que está ahí, desnuda, bajo la lluvia ...

22.1.10

Relato

Este pequeño relato fue redactado por una queridiiiiiisima amiga mia y he decidido publicarlo, espero que lo disfruten.
15 segundos
¡Este día no podía ser peor! –dije para mis adentros, mientras esperaba en la parada de autobús un miércoles en la hora pico, con un sudor insoportable que hacía que el sudor corriera por mis sienes hasta llegar a mi mandíbula. Me estaba empapando de sudor cuando se suponía que debería llegar impecable al trabajo de mi madre para luego ir a depositar los documentos de solicitud de beca a la universidad iberoamericana.

Si, así como lo oyen “Unibe”, establecimiento de enseñanza superior donde brilla más el que luzca el mejor atuendo o conduzca el auto más lujoso y no aquel con los mejores datos profesionales. Así como también, la vía por la cual los ricos del país se aseguran que el poder y las riquezas se queden en manos de sus adorables hijitos o que en su defecto se le pegue alguna posición. Pero nada, ¿Qué se puede hacer? Todo para complacer a mi madre. Iré a la universidad del modelaje empapada de sudor. Si, definitivamente, este día no podía ser peor.

Mientras esperaba el divino autobús, y tratando de relajarme y pensar en otra cosa que no fuera el sudor, el semáforo se puso en rojo provocando un ligero en taponamiento; situación que, decidí aprovechar para imaginarme montada en un Mercedes Benz blanco llegando a Praia. Pero mi imaginación no llego tan lejos. Buscando el dichoso Mercedes Benz mis ojos se encontraron con un ser que me dejo estupefacta. Aunque era de tez pálida, no me cabía duda de que se trataba de la escultura de Miguel Ángel encarnada, pero con mayor perfección. Había visto en History Channel, “Los Agapantos de Monet” y “El foliage de Cezanne”, es más, hasta las obras de Van Gogh y de Picasso y nada de esto se comparaba con la perfección de su rostro celestial en donde se encontraban los ojos color café más hermosos, la nariz con la mejor simetría y la boca con un irresistible color cherry. Era el más hermoso hombre que haya visto jamás. Verlo, era sentir la misma sensación de alegría que se sienten al estar en las instalación del “MOMA” o el “Museo del Louvre”, no era más que eso.

Pero desperté al cambiar la luz del semáforo. Habían pasado 15 segundos y yo seguía mirándolo embobada, hasta que volteo en mi dirección. Estaba tan absorta que mis ojos no pudieron girar hacia otro lado para disimular el asombro pero sin embargo, el me miro fijamente, sonrió y se esfumo haciéndome despertar de aquel increíble momento. En ese mismo instante llego el autobús que tanto había esperado, me introduje en él y me dirigí a buscar mi futuro, a sabiendas de que, el ya se había llevado el resto.
Ivanna Raquel Puente

21.1.10

Atrapada en el desierto


Ilusiones vanas ....

sueños rotos y espejismos....

¡Otra vez!

Seguidores